Cómo nadar de forma placentera con resultados palpables


Nadar es uno de lo deportes aeróbicos más completos que puedes practicar.

Además
tiene la ventaja de que al no tener impactos, como sucede con los deportes de
tierra, vas a minimizar el riesgo de lesiones. 
También esta indicado para
personas que tienen sobre peso,
ya que en la ingravidez del agua no los van a
notar de la misma manera que en tierra.

Sin embargo,
la técnica y algunos consejos son clave, para que practiques la natación de
manera placentera y con resultados visibles. 

Es por eso que quiero darte algunos consejos para que mejores día a día y te sientas cada vez mejor:

  •      Empieza
    con 2 entrenamientos a la semana y posteriormente llega hasta cinco entrenos
    semanales, no más.
  •      Lleva
    la respiración de forma constante, respirando solo por un lado, el derecho si
    eres diestra y el izquierdo si eres zurda, en caso de que nades crowl.
  •      No
    nades fuera de ritmo
    en deuda de oxígeno, ve mas lento si es necesario.
  •      Intenta
    que tu técnica sea fluida, debes deslizarte por el agua, no pelearte con ella.
  •      Utiliza
    aparatos
    en tu entrenamiento para perfeccionar tu técnica, como tabla para
    conseguir una mayor horizontalidad y mejorar la patada, pull boy para conseguir
    elevación de cadera y horizontalidad y por último, una vez dominados los dos
    anteriores aparatos, manoplas, para definir la técnica de entrada de la mano en
    el agua y arrastre.
  •      No uses aletas, eso es para gente muy experimentada, se usan para ganar velocidad en pruebas especificas.
  •      Usa bañador deportivo, los otros te harán bolsas que serán como sacos de arena en
    el avance.
  •           Utiliza
    gafas de natación y gorro
    , te facilitara las cosas.
  •           Da la
    primera brazada después de cada empuje en la pared sin respirar, así mantendrás
    durante más tiempo la velocidad conseguida en el empuje.
  •           Intenta nadar cada 50 metros con menos brazadas de
    las que estás acostumbrado. Tu fuerza mejorará al poder trasladar tu cuerpo con
    menos movimientos. De esta forma, tu técnica se verá favorecida al conseguir un
    mejor apoyo en cada movimiento.
  •           Nadar
    a baja intensidad debe ocupar al menos 50% de toda tu distancia, para adoptar
    al cuerpo a un medio que no le es familiar
  •      Recuerda
    que el abdomen es fundamental en la natación,
    ya que permite al cuerpo mantenerse en posición horizontal, reduciendo la resistencia
    es por eso necesario que hagas ejercicios en tierra que lo mantengan tonificado.

Ten en cuenta que: 

Cada entrenamiento ha de ser individualizado
a la edad, forma física y facilidad en el medio acuatico de cada persona.

Busca la ayuda de un profesional si tu no
sabes establecer tus propios entrenos y notaras la mejora en cuanto a tonificación
y mejora de la frecuencia cardiaca.
Ánimo y a nadar.
Rocio Cuellar
Instructora de Natacion por la Federacion
Española.

Deja un comentario