Ideas para no engordar en verano

El verano, las vacaciones, descansar, bajar el ritmo, salir de cena,
siestas largas, aperitivos en la playa, cervezas con tapas, helados a
media tarde… a veces es complicado resistir a la tentación y no volver
en septiembre con varios kilos de más.

Sin embargo, con estas ideas, seguro que será mucho más sencillo no engordar durante tus vacaciones:

Bebe agua 

El calor da más sed y tanto si estás en la playa tomando el sol como si vas al campo o a la montaña, tienes que
mantenerte hidratado. Aprovecha que el cuerpo te pide agua y dásela.

Haz ejercicio

Si estás de vacaciones tendrás más tiempo para practicar algo de
deporte. No es necesario que sean deportes agotadores o muy agresivos,
un largo paseo por la playa, unos largos en la piscina o un paseo en
bicicleta te ayudarán a compensar los excesos y a no engordar.

Come ligero

El calor te quita el hambre y hace que te apetezcan más los platos
ligeros como ensaladas, gazpachos, cremas de verduras o revueltos de
verduras con carne. Estos platos no engordan y te sacian mucho, así que
cómelos cuanto quieras.

Compensa

Si has salido
a comer y no has podido resistirte a los aperitivos y al helado, puedes
cenar ligero con una ensalada y un sobre de proteínas, un filete a la plancha o un huevo cocido.

Come 5/6 veces al día 

El calor te quita el hambre, pero no debes saltarte ninguna comida. Es importante comer poca cantidad pero muchas veces al día para activar el metabolismo, no tener sensación de hambre y mantener el nivel de azúcar en sangre.

Si
estás en la playa, de paseo por el pueblo o de visita cultural puedes tomar una fruta, un lácteo, frutos secos, una barrita de proteínas, etc.

Con un poco de esfuerzo se puede disfrutar del verano y no engordar.
¡Felices vacaciones!

Deja un comentario