¿Qué hacer si te quedas embarazada estando a dieta?

Muchas veces ha ocurrido que personas que llevaban tiempo intentando quedarse embarazadas, por fin lo consiguen una vez han empezado una dieta y se han quitado unos kilos.

Algunas mujeres se preocupan porque cuando se dan
cuenta de que se han quedado embarazadas, ya han pasado un
par de semanas o tres y temen que haya algún peligro para el embarazo o para su bebé.

Lo primero que hay que hacer es mantener la calma, ya que
las dietas normales no son peligrosas ni para el embarazo ni para el feto (sólo las dietas en las que entras en cetosis están contraindicadas con el embarazo).

Sin
embargo, es bastante obvio que el embarazo no es un momento adecuado para hacer un régimen de
adelgazamiento. De hecho, lo normal es engordar de 9 a 11
kilos de peso durante la gestación, así que es mejor hacerse a la idea de que se va a coger peso y no intentar perderlo.

Es por esto que siempre recomiendo dejar la
dieta cuando se conoce el embarazo y comenzar a comer de manera
equilibrada y saludable.

La idea es que durante el embarazo se ingieran
alimentos de todos los grupos: lácteos, proteínas (carne, pescado y
huevos), hidratos de carbono (pan, galletas, patatas, arroz y otros
cereales), frutas y hortalizas.

Los productos dietéticos y las dietas de adelgazamiento se
pueden reservar para después de dar a luz por si se necesita perder algo
de peso y recuperar la figura.

En cualquier caso, el embarazo es una etapa de la vida
de la mujer en la que debe estar centrada en su bebé, su salud y
sentirse plena ¿no lo crees así?

Deja un comentario